viernes, 2 de mayo de 2008

El Olvido


El Olvido

Mientras ese dolor lacerante de la soledad
que vuestro triste corazón con dignidad padece,
la semilla de ilusión que ayer sembraste
hoy como fruto el olvido de los tuyos recoges.

El tiempo no perdona y los años se suceden…

Deseas ser absorbido ya por el ocaso,
circunstancias ingratas de la dura vida,
duro es no ser hoy habiendo sido ayer
bajo esas canas que marcan la partida.

Vejez, que termina con la muerte
antaño, venerada como experiencia,
hoy, antecámara de lo desconocido
que nos obliga a ceder el testigo
y nos visita casi por sorpresa.


2001. Junto a Sor Castillo, Sor Cándida, Sor María Dolores, Sor Dolores y Sor Carmen


A LAS HERMANAS DE SAN VICENTE DE PAUL
( Morón de la Frontera 1895-2001)

Habéis servido al prójimo con cariño y esmero,
más de un siglo de canas de plata os contempla
pero se nos hiela toda el alma vuestra ausencia
es obvio; el tiempo pasa y los años se suceden.

Disteis sentido cristiano al sufrimiento humano
os acercasteis al dolor de los ancianos enfermos,
vuestra residencia testigo de unas circunstancias,
de su corazón brotan la nostalgia y el recuerdo.


Dedicado con todo el respeto y cariño a las Hermanas de la Caridad de Morón de la Frontera, que han escrito unos hermosos renglones, muy profundos en su Residencia de Ancianos de toda la vida durante más de un siglo con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada