lunes, 18 de marzo de 2013

Flamencos de Morón, puro y vivo

Foto Flamencos de Morón,  puro y vivo

El pasado viernes  15 de marzo de 2013, asistí con mis amigos en el Teatro Cine Oriente de Morón de la Frontera a la presentación del grupo Flamencos de Morón, puro y vivo”, acto presentado por Felipe López Rincón,  quien destacó a Morón como tierra donde la Cal, que hace resplandecer con su blancura los pueblos blancos de Andalucía.

El original toque de Morón junto a la gran figura de Diego del Gastor como máximo exponente, ha dejado un importante legado en la que muchas generaciones de la guitarra se han visto reflejadas.

Foto Takeshi Mine. Teatro Oriente de Morón

Foto. Flamencos de Morón, puro y vivo en su gira por Suiza 2013

Al entrar en el patio de butacas del Teatro Oriente, nuestra retina nos deriva hacia una la bella estampa flamenca encima del escenario que brilla con luz propia destacando su color enmarcado en una agradable estética, lo que contribuye a transmitirnos antiguas reminiscencias de la tierra. En definitiva, estampas de lo nuestro.


Foto Schimun Murk
“Juerga tradicional y flamenca” con los artistas en la parte central del escenario acompañado por los aficionados en los laterales, simulando aquéllas "juergas" en las antiguas tabernas o fiestas privadas con sus tradicionales sillas y mesas de pino pintadas a mano, presidida por la copa de manzanilla acompañada de sus típicas  tapas como seña de identidad de nuestra gastronomía. Todo ello, presidido por el imponente yunque esperando el son del martillo como reliquia del pasado.

Foto  Flamencos de Morón, puro y vivo

El presentador realizó un breve recorrido nacional e internacional del grupo, destacando que ha participado en el «Festival des Andalousies Atlantiques» de Essaouira (Marruecos), en el «Centro del Arte Flamenco de la Merced» de Cádiz , Centro Cultural de Marchena (Sevilla) y una gran número de actuaciones en Suiza. 

Las breves palabras de Felipe dieron paso a Schimun Murk,-Simón el suizo, gran aficionado al flamenco y enamorado del toque del maestro Diego del Gastor, quién leyó unas emotivas y didácticas palabras, resaltando que el flamenco no es un folclore sino arte en su más bella expresión, impregnando de emociones el Teatro Oriente.


Foto  Flamencos de Morón, puro y vivo

Empezó la actuación con David “el Galli” y el Rubio de Pruna con su cante añejo y profundo por martinetes acompañado por el golpe seco  del martillo sobre el férreo yunque que nos recuerda uno de los primeros cantes primitivos de los pilares del cante en las antiguas fraguas de los herreros. Cantes sin acompañamiento bajo estremecedores quejíos como profunda carga dramática de unas estrofas rematadas por la amargura final que transmite el dolor lacerante de alguna pena interior.

Foto Takeshi Mine

Junto a la magistral guitarra de Paco e Ignacio de Amparo con el toque de Morón, en el cante “el Rubio de Pruna” y David “el Galli” que también to con su laud, muy auténticos. Teresa Ríos con la frescura de su cante y al baile la joven  bailaora de Utrera Ana Ojeda que con su frescura transforma el movimiento de pies, cuerpo y brazos con el mantón de manila en una bella armonía bajo el compás de las cuerdas de una guitarra. Javier Heredia nos extrapola al flamenco tradicional que permanece en la retina del recuerdo como tradición heredada desde los tiempos pretéritos. En definitiva, flamenco puro y vivo entre alegrías, bulerías y la soleá para terminar con un fin de fiesta de la juerga flamenca con mucha naturalidad y frescura, que arrancaron los aplausos del público fusionados con los artistas.

Foto Flamencos de Morón, puro y vivo

"Juerga tradicional flamenca" puede contribuir a que brote de nuevo la retina del recuerdo en aquellos grandes aficionados que tuvieron la suerte de vivir esos años dorados del flamenco en la Ciudad del Gallo desde 1963 que coincide con el primer "Gazpacho Andaluz" hasta el año 1973 en que muere Diego del Gastor. Es evidente que Don Pohren  puso en aquéllos años a Morón de la Frontera en el mapa del flamenco. En este periodo se sentaron las bases para entender el flamenco de hoy y el toque de Morón como signo de referencia,  llenando en la actualidad el Teatro Oriente.

Aquel paraíso que compró Pohren estaba situado en plena naturaleza, -la finca de Espartero-, entre el río Guadaíra y la Sierra de Montegil con efluvios de tomillo, romero y lentiscos donde Joselero y Diego del Gastor entre otros grandes artistas formaron parte con letras mayúscula.

Manifiesto mis escasas dotes en el mundo del flamenco pero cuando el arte   tiene la capacidad de transmitir emociones, es entonces cuando se consigue la fusión entre el público  y artistas impregnando el ambiente con esa esencia del flamenco, puro y vivo. Es evidente que este trabajo presentado en el Teatro Oriente es idóneo para aquéllos aficionados que quieran iniciarse en el mundo del flamenco con proyección de futuro.

Foto Takeshi Mine. Teatro Oriente de Morón

MORÓN, tierra de la Cal y del Flamenco como culturas arraigadas en lo más profundo de nuestras raíces como referente importante en nuestra diversidad cultural y etnológica que tiende puentes de interculturalidad al mundo entero. El flamenco es un arte universal que no pertenece solo a Andalucía y España, sino que pertenece ya a toda la Humanidad como Patrimonio Inmaterial.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada