lunes, 30 de septiembre de 2013

Diego Cano, presidente de la Tertulia Flamenca " El Gallo" de Morón.

Diego Cano Guerra, presidente de la "Tertulia Flamenca El Gallo" de Morón

"Si se muere la guitarra,
enterradla en el río
para que la toque el agua".


Rafael Guillén

La primera mañana lluviosa de otoño, me dirijo hacia la calle Calzadilla donde se encuentra ubicada la Tertulia Cultural Flamenca "El Gallo" de Morón, muy cerca de los Jardines de la Carrera y del convento de Santa Clara para cambiar impresiones con Diego Cano Guerra, presidente de dicha Tertulia Cultural Flamenca cuyo origen data del año 1970 y que ha apostado por el fomento del arte flamenco en el ámbito de Morón de la Frontera y por su mayor integración en la actividad cultural de nuestra ciudad.

Cuadro de Isabel Valle. XLVII Gazpacho Andaluz


Morón ha sido desde siempre tierra de la Cal y del Flamenco, recientemente declarados por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Tal motivo nos debe de llenar de gozo y orgullo a todos, ya que el flamenco como patrimonio oral así como la cal han formado parte de nuestras raíces como pueblo. Un legado ancestral que ha sido transmitido de generación en generación como parte de nuestra identidad cultural y de nuestra idiosincrasia.


Monumento a Diego del Gastor en los jardines de la Alameda

Diego, cuando se entra en la tertulia cultural flamenca “el Gallo” de Morón, lo primero que se aprecia es su gran legado fotográfico. Nos da la impresión de que es historia pura y viva del flamenco pero al mismo tiempo se percibe que este legado es el gran desconocido para la inmensa mayoría de los moronenses?.

R. Durante todo el año se abren las puertas de la tertulia flamenca a todo el que quiera visitarnos. En mayo vino el "Aula de la Experiencia de Morón" y se dieron conferencias, proyección de vídeos de Diego del Gastor, el vídeo “el ángel de Ricardo Pavón, así como cante en vivo, baile y guitarra de puertas abiertas. La Agencia andaluza para el desarrollo flamenco también realiza actividades que se reflejan en la tertulia flamenca. Hay dos actuaciones en directo mensuales. También hemos realizado un festival flamenco solidario en la Alameda. Nuestra entidad desde 1994 en que fue elegido presidente hasta nuestros días en los cuatro institutos de secundaria con conferencias, cante, baile y toque…

¿Desde cuándo es usted presidente de la Peña Cultural Flamenca “El Gallo” de Morón?.

R. Desde el año 1994 que fui elegido hasta la fecha.

¿Cuáles son sus inquietudes como presidente en una peña con muchos lustros a sus espaldas, desde octubre de 1970?.

R. Que no se pierdan nuestras raíces del flamenco sabiendo de dónde venimos y salvaguardando la esencia del flamenco. Pero lo que más me preocupa es poder rescatar a la juventud para el flamenco.

Cuál es el presente de la Peña Flamenca y el futuro?.

R. El presente es que Morón resalte por su flamenco ya que es muy rico por el cante, baile y toque de guitarra. Los nuevos valores deben de salir a flote. El futuro irá orientado a que la peña tenga su propia entidad que todavía no la tiene y procurar tener una "Casa del Flamenco" donde todos los aficionados seamos partícipes como auténtica familia del flamenco.

Ahora que el flamenco es patrimonio de la Humanidad aunque siempre lo ha debido de ser, ¿de qué manera puede beneficiarse Morón y Andalucía de la nueva proyección en la que el flamenco brilla con luz propia?.

R. Todo eso está muy bien aunque el flamenco ya era Patrimonio de la Humanidad mucho antes. Este hecho sólo ha beneficiado a los que están metidos de lleno en el flamenco pero sin tener conocimiento y que saben aprovechar la situación económica que ello genera.


La Cal de Morón es también patrimonio de la Humanidad, ¿de qué manera Cal y Flamenco podrían unificar criterios para proyectar y poner en valor el nombre de Morón definitivamente en el mundo cultural?.

R. Desde mi punto de vista, el flamenco y la cal deberían unir criterios para encauzar entre ambos una labor importante en Morón.

¿Qué puede aportar la Peña Flamenca en la profundización de las raíces históricas, así como en la investigación y proyección del flamenco en Morón y su comarca?.

R. La tertulia flamenca “El Gallo” es el auténtico motor del flamenco en Morón ya que posee un legado muy importante con material sonoro e inédito.

¿De qué forma puede participar la Concejalía de Cultura en el impulso y desarrollo del flamenco en Morón así como su integración definitiva en la vida cultural?.

R. Apoyando económicamente pero sobretodo anímicamente no haciendo oídos sordos a nuestras peticiones. El motor del Gazpacho ha sido la tertulia flamenca aunque ha salido muy poco reflejado, lo que debilita nuestro trabajo.

¿Cómo se pueden canalizar las sensibilidades culturales existentes en Morón para que queden cohesionadas?.

R. En la actualidad no existe cohesión. Morón no es tan grande para poseer tres entidades flamencas. Desde nuestro punto de vista, lo único que ello hace es debilitar a la tertulia flamenca.

¿Cuentan los estudiosos del flamenco en Morón con el apoyo de alguna administración?.

R. De la tertulia flamenca, ¡sí!, pero de la Administración ¡no!. La peña se alimenta de la cuota de sus socios y favores de algunos aficionados.

¿Fomentan y estimulan las administraciones iniciativas para profundizar en el estudio y la investigación del hecho cultural flamenco que contribuya a descubrir, recuperar y conservar la memoria histórica-artística del flamenco para su posterior difusión en medios escritos como audiovisuales?.

R. En Morón ¡no!. Y en la tertulia flamenca, tampoco.

Grandes aficionados al Cante Jondo en la Tertulia Flamenca "el Gallo"

Diego, desde tu visión del flamenco, ¿cómo se podrían descubrir nuevos valores del flamenco local, así como apoyar y promocionar a nuestros artistas y aficionados?.

R. Bajo mi visión, desarrollando un concurso flamenco “Ciudad de Morón”, con premios interesantes. En ese evento entrarían los artistas locales como cante, baile y guitarra pero la Peña Flamenca no puede sacar dinero a los socios para organizarlo ya que su costo es significativo.

Cuenta Morón con material didáctico, registros sonoros y audiovisuales suficiente para una posible creación de un Museo local del flamenco donde se centralicen los fondos culturales dispersos para acercarlos con carácter educativo al ciudadano como una realidad cultural?.

R. Sí que cuenta con ese material didáctico. Para mí mejor que museo lo llamaría una “Casa del Flamenco”, con vida.

El Gazpacho Andaluz ha sido pasado y presente del flamenco en Morón. ¿Cómo observa su futuro y si ve algunas mejoras como dedicarle una semana cultural a los artistas locales?.

R. El Gazpacho Andaluz lo considero tal y como ha sido en la presente edición. Con una semana previa para los artistas locales, exposiciones y conferencias. El cierre del Gazpacho con un cartel de elenco artístico actual. Pero esto no debe estar en manos de políticos que desconozcan el flamenco. Debería organizarlo y desarrollarlo personas cualificadas. Llevo veinte años en la Comisión del Gazpacho, desde 1993.

El Niño Rosa a sus 91 años en el Teatro Oriente de Morón 3 de noviembre de 2012

Diego, desde su punto de vista como aficionado habrá observado que el "Cante Jondo" ha pasado de ser considerado marginal hace bastantes años –los que peinamos algunas canas recordamos cuando se prohibía el cante en las antiguas tabernas- a convertirse en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, como ha debido de ser siempre. ¡Cual es su valoración!.

R. El flamenco ha evolucionado mucho. Aquéllas vivencias las hecho mucho de menos. Hoy, los artistas llevan consigo un gran equipo y cuando finaliza el evento no existe relación con los aficionados al ser todo más superficial. Cada vez existe menos el “cante de pellizco”.

El flamenco como patrimonio inmaterial de la Humanidad le ha dado otra dimensión y proyección al flamenco ya que hoy es digno de estudio por parte de las Universidades con doctorados especializados en flamenco, seminarios, cátedras, cursos de verano, etcétera. Se han creado conservatorios de guitarra flamenca y flamencología en Córdoba. La Cátedra de Flamencología de la Universidad de Sevilla con el Patrocinio de la Fundación Cruzcampo. El flamenco se ha convertido en uno de los mayores referentes como elemento integrante de nuestra cultura con pilares muy sólidos dentro y fuera de nuestras fronteras (Japón, Australia, estados Unidos). ¡Como ve Diego esa magnífica proyección!.

R. Muy positivo desde aficionado de pro. Me gustaría que no quedara todo plasmado en papeles no olvidándose nunca de las raíces e intentar subvencionarlas en el caso de las peñas flamencas que son el último empujón para poder subir a los aficionados a un escenario.

Ahora que se pretende que el flamenco esté presente en las escuelas, sería muy didáctico que un estudiante supiera diferenciar un toque de otro, una solea de una seguiriya o de unas bulerías y que también observara que depende del guitarrista dejar mayor espacio al cantaor para que despliegue sus facultades.

R. Soy partidario de llevar el flamenco a las escuelas pero no sólo la teoría sino clases en vivo y en directo de guitarra, cante y baile, con docentes de edad similar al alumnado.

Es evidente que nos gusta el flamenco vivo aunque la inmensa mayoría de las personas lo desconocemos. ¿A qué se debe este hecho?.

R. No lo sé. Tal vez haga falta vivirlo en vivo para poder repetir la experiencia. Las connotaciones en directo son totalmente distintas. Tiene que haber un amigo o aficionado que te contagie y anime.

Morón, a lo largo de su historia, ha sido considerado como un velero fértil dentro del flamenco que ha dado magníficos artistas de la talla de Silverio, Diego Bermúdez “El Tenazas”, Joselero, Fernandillo, Diego del Gastor, Manolo Morilla, Paco y Juan del Gastor.¿Conociste aquéllos años dorados del flamenco con las tertulias en Casa Pepe con Diego del Gastor como referente junto a la finca de Espartero de Don Pohren?.

R. No llegué a conocerlo por vivir en el campo con mi padre. En Casa pepe estuve en varias fiestas.

En 1980 cerraba Casa Pepe por la muerte de su dueño. Algunos estudiosos manifiestan que había concluido la época dorada del flamenco en Morón al desaparecer la inolvidable figura de enorme talla artística y humana de Diego del Gastor. ¿Es posible que volvamos a tener en el futuro una Edad de Plata del flamenco local con los nuevos valores que pisan fuerte y con un Centro de Interpretación del Flamenco que permita a los estudiosos investigar los legados culturales de dicha época dorada del flamenco así como las posibles donaciones privadas que vendría a dicho centro en caso de tenerlo?.

R. Creo que no. Los artistas de hoy viven muy de prisa el flamenco. Yo he visto a Curro Malena a las seis de la mañana cantando después de terminar el Gazpacho, cosa que hoy día sería imposible y los años venideros creo que aún menos.



¿Qué siente un gran aficionado cuando observa a muchos ciudadanos de otras latitudes como por ejemplo Japón, que han venido a aprender el flamenco y estudiar nuestra cultura para ponerla en valor y proyectar en sus países de origen a través de traducciones, etc…?.

R. Estoy admirado. El flamenco hace mucho tiempo que es patrimonio de la Humanidad. Takeshi llevó a la práctica un cuadro de baile llamado “Japón y Morón”. Por tal motivo, nuestra cultura es tan rica y debemos mimarla y protegerla entre todos.

Morón, en tiempos del Efecto Porhen llegó a convertirse en una ruta de peregrinaje del flamenco puro. Sin pretender caer en la nostalgia y melancolía. ¡Cómo observa el futuro del flamenco en Morón, teniendo ese legado presente!.

R. La gente sigue viniendo a Morón a estudiar flamenco ya que nuestra tierra es de toque, cante y baile pero aquéllos años dorados del flamenco en Morón, ¡nunca ya volverán!.

¿Es posible editar todo el legado cultural flamenco e inédito que existe en Morón con ayuda de las administraciones y fundaciones?.

R. Si, es posible. Existe un material que se puede difundir con ayuda de la Consejería de Cultura, Diputación, Fundación Cruzcampo y Delegación de Cultura del Ayuntamiento.

Este año se ha dedicado el XLVII Gazpacho a la figura del Maestro de la Guitarra Manolo Morilla. ¿No hubiera sido deseable que dicho homenaje lo hubiera recibido en vida y haberse llevado esa gran satisfacción. A veces, pesan más los protagonismos que la razón y la lógica?.

R. La tertulia flamenca le realizó a Manolo Morilla dos homenajes y el Foro Flamenco le hizo otro homenaje en vida. La Comisión del Gazpacho tenía en mente darle su homenaje en vida pero las circunstancias lo han querido así.

¿Se ve la entidad que usted preside apoyada por el Ayuntamiento de Morón?.

R. ¡No!. La tertulia flamenca tiene mucho peso en el Gazpacho y este año ha estado ausente en la programación, cartelería y algunas mesas redondas. Al mismo tiempo, me gustaría resaltar la petición de un local social ya que llevamos 43 años en alquiler. ¡Ya es hora que el Ayuntamiento de Morón se pronuncie. ¡Además!, las administraciones no ponen a disposición del flamenco todos los recursos necesarios para difundir nuestro Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y transmitir dicha cultura con mayúsculas en las escuelas y centros de secundaria.


Quiero agradecer la amabilidad de Diego Cano Guerra, presidente de la tertulia flamenca "El Gallo" por darnos sus impresiones y acercarnos un poco más al mundo del flamenco local con sus inquietudes, recuerdos y vivencias.¡Gracias!.

Morón ha sido y seguirá siendo una tierra fértil dentro del flamenco de cuya semilla seguirán germinando grandes artistas del baile, del cante y del toque. Herederos de un magnífico legado, una época dorada que convirtió a Morón por derecho propio en una ruta de peregrinaje de lo puro y auténtico que no olvida sus raíces ancestrales, la Cal y el Flamenco como Patrimonio de la Humanidad.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada