domingo, 20 de abril de 2014

Visita al Parque de María Luisa


...Entramos por la Puerta de Navarra, en la Plaza de España-, ubicada en el Parque de María Luisa, -considerado como uno de los pulmones verdes de la ciudad siendo donado a Sevilla en 1893 por la Duquesa de Montpensier, la infanta María Luisa Fernanda de Borbón- que formó parte en tiempos pretéritos de los jardines privados del Palacio de San Telmo.



Museo Arqueológico de Sevilla
En dicho Parque se construyeron la Plaza de España, iniciada entre 1914-1929,  la Plaza de América con el Pabellón Mudéjar construido entre 1911 y 1916 y el antiguo Pabellón de Bellas Artes –hoy Museo Arqueológico de Sevilla-, con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929.


Cuando se entra en este magnífico recinto regionalista, se extrapola la retina de nuestro recuerdo con aquella gran película “Lawrence de Arabia” con Peter O´Toole en el cuartel general del ejército británico en el Cairo-La Plaza de España-.


Una obra emblemática de la Exposición Iberoamericana de 1929, obra del arquitecto sevillano Aníbal González que fue construida de forma semielíptica con ladrillo visto, bellos artesonados, columnas de mármol y hierro forjado con arcos donde figuran los bustos en relieve de los personajes más importantes de nuestra cultura e historia. Todo el conjunto flanqueado por dos torres de 74 metros de altura unidas por un canal de agua con sus barcas -que hacen las delicias de los niños y mayores-, cruzado por cuatro puentes que representan los antiguos reinos de España de Castilla, León, Aragón y Navarra.



Sus bancos ordenados en orden alfabético con el nombre de provincias de España en paños de azulejos que reflejan  los acontecimientos históricos y culturales más significativos de nuestra historia y de nuestra cultura. Una fuente central con sus grandes chorros de agua preside el centro de sus doscientos metros de diámetro, mientras los coches de caballo pasean por el bello entorno.


La visita fue muy ilustrativa al visitar una interesante exposición en el Pabellón Mudéjar, denominada Jerome Mintz (Nueva York, 1930-Indiana, 1997), un andaluz de Indiana. Su interesante obra gráfica plasma perfectamente la realidad social de nuestra tierra en los años sesenta, setenta y ochenta del pasado siglo, con retratos con una gran carga expresiva, con rostros llenos de arrugas, escenarios, paisajes y vestimentas de la época sin posturas forzadas donde se percibe una fusión entre fotógrafo y protagonistas cotidianos en unos tiempos muy difíciles que incluso los niños maduraban antes de tiempo al entrar en un mundo laboral de extrema dureza ya que tenían que abandonar prematuramente la escuela para colaborar en el sostén económico del hogar.



Mintz vino a investigar los sucesos de Casas Viejas y se quedó atrapado por sus gentes a las que estudió, conoció y trató. Su obra gráfica otorga voz a los campesinos y gente sencilla olvidada que hasta ese momento no había tenido cabida en las fuentes históricas oficiales.


Detalle de la fachada del Pabellón Mudéjar

Frente al Pabellón Mudéjar visitamos de nuevo el Museo Arqueológico de Sevilla y nos encontramos varias piezas arqueológicas de Morón. 




Un ídolo cilíndrico de mármol perteneciente al Periodo Calcolítico (III milenio a.C.) y una campana de la Basílica Visigoda de Morón.





Al salir de la magnífica Plaza de España nos encontramos con la estatua de Anibal González admirando la realidad de su magnífico proyecto regionalista. Terminamos la jornada paseando por la dársena del Guadalquivir entre efluvios de azahar e incienso que en estas fechas impregnan Sevilla y como efecto colateral nuestros sentidos.




Desde Sevilla en primavera bajo los efluvios de incienso y azahar que impregnan nuestros sentidos, para el Blog....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada