jueves, 10 de marzo de 2011

Origen de la alfarería


Genesis 11:3 sobre la torre de Babel

Y se dijeron unos a otros: vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con  fuego. Y les sirvio el ladrillo en lugar de piedra...


Cantarería comienzos del siglo XX en Morón. Foto Biblioteca Mpal.  Morón


Uno de los primeros oficios del ser humano cuyo origen se encuentra en el Paleolítico, hace más de 10.000 años es la alfarería que tradicionalmente ha sido el arte de modelar objetos de barro cocido,  cuyos restos arqueológicos también nos han servido  para datar las distintas épocas de la historia como relatos de hechos humanos mas relevantes.


El oficio de alfarero es  posiblemente la profesión artística más antigua de la Humanidad debido a la necesidad de almacenar agua y alimentos y por consiguiente a la fabricación de utensilios y recipientes domésticos. En el Génesis de la Biblia se da a entender que Dios fue el primer alfarero cuando creó al hombre de la tierra.

La escritura cuneiforme (en forma de cuña) en ladrillos de arcilla humedecida que luego cocían al horno  es comúnmente aceptada como la forma más antigua de expresión escrita, según el registro de restos arqueológicos. Los pictogramas sumerios nacieron hacia el 3200 a. C. (en Uruk) en la antigua Mesopotamia (del griego: Μεσοποταμία, "entre ríos"), ubicada entre los ríos Tigris y Eúfrates donde se usaban cañas biseladas para imprimir en arcilla. Es lo que hoy conocemos como la actual Irak. Los primeros alfareros aparecieron en  Mesopotamia e inventaron las herramientas para trabajar la arcilla así como el torno de alfarero y el horno para cocer los materiales.


El ladrillo constituyó el principal material en la construcción de las antiguas Mesopotamia y Palestina, donde apenas se disponía de madera y piedras. Los habitantes de Jericó en Palestina fabricaban ladrillos hace unos 9.000 años. Los constructores sumerios y babilonios levantaron zigurats, palacios y ciudades amuralladas con ladrillos secados al sol. En la antigua Mesopotamia ya se conocía el ladrillo vidriado aunque el término cerámica como lo conocemos hoy en día según el D.R.A.E. es de origen griego κεραμικός, que significa arte de fabricar vasijas y otros objetos de barro.

El pasado sábado 2 de abril de 2011, hice una visita a la alfarería tradicional de Juan Carmona, en la carretera de la Alcoba, km. 2,5 y me explicaron el proceso desde que entra el barro crudo en la fábrica, pasando por el molino, la mezcladora con agua, la elaboración de los ladrillos artesanales, con las manos del artesano, el secado, su entrada al horno a más de 950ºC con leña de olivo en un principio y posteriormente se alimenta con orujo desde unos orificios encima del horno y la salida del horno del ladrillo  ya cocido para su posterior comercialización. El color del ladrillo de observa desde arriba del horno cuando se pone amarillo.Observando el proceso no es difícil imaginarse el proceso hace miles de años cuando no existía electricidad, todo hecho con manos artesanas. Había ladrillos  realizados con paja  similar al  proceso existente en culturas pretéritas, para colocarlos  en forma de paredes con barro y evitar de ese modo evitar que entre en las viviendas tanto el frío como el calor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada