miércoles, 28 de marzo de 2012

Ergonomía del costalero. Prevención de lesiones



Cercana la Semana Santa, agradezco a la compañera y fisioterapeuta Vanesa, haber elaborado unos consejos básicos de prevención para una de las figuras anónimas de la Semana Mayor, ese costalero que todas las primaveras, -entre efluvios de incienso y azahar-, que va cargando sus lumbares bajo esas trabajaderas para "aliviar el dolor del Nazareno", entre innumerables horas de esfuerzo en los entrenamientos así como en la salida oficial de sus Titulares. 

Hace ya algunos años se ha puesto en marcha en algunas provincias la figura del "Centro de Atención al Costalero", desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, en previsión de lesiones que pudieran ocurrir portando los pasos durante la Semana Mayor que brilla con luz propia.



También se pueden dar no pocos casos de crisis de ansiedad ante las inclemencias meteorológicas que pueden impedir la salida de los Titulares o que una lluvia torrencial sorprenda a una Hermandad en mitad del recorrido. Es evidente que cada ser humano somatiza su estado anímico proyectando involuntariamente dicha ansiedad al resto del cuerpo.




FISIOTERAPIA EN LA PREPARACIÓN DEL COSTALERO

La tradición del trabajo del costalero en España continúa inmutable en el tiempo, por ello nos suscita a realizar una análisis del costalero, observando un alto porcentaje de algias que pueden derivar en posibles lesiones. Sería necesario,  por tanto, una mejor preparación teórica y práctica orientada a la PREVENCIÓN, para obtener un estado de salud que permita realizar una mayor y mejor entrega.




PAPEL DEL FISIOTERAPEUTA EN LA PREPARACIÓN DEL COSTALERO

La Fisioterapia va encaminada en primer lugar a la PREVENCIÓN para obtener así un estado óptimo de salud y una preparación física del costalero adecuada, basada en una amplia información y educación del costalero.

En segundo lugar, la labor TERAPÉUTICA, que alivie y mejore los posibles problemas o disfunciones que puedan presentar los costaleros como consecuencia de la sobresolicitación de las distintas estructuras. 




PROBLEMAS SURGIDOS EN EL TRABAJO DEL COSTALERO


Todos los dolores surgidos es el resultado del peso que el costalero soporta sobre los puntos de apoyo así como de las estructuras más solicitadas en la ejecución de los esfuerzos que deben realizar durante un periodo de tiempo prolongado, destacando por tanto...

El trabajo del costalero se apoya sobre su nuca y de ahí se reparte a toda la musculatura unos 40-60 kg. en función del paso y del número de hombres que formen la cuadrilla. Cuando el costalero anda con su carga, hay dos puntos esenciales que soportan el peso:

  • La nuca: en la mitad inferior de la columna cervical -punto más prominente de la columna cervical -7ª cervical-, es un punto de apoyo donde recae casi la totalidad del peso, de ahí la necesidad de almohadillar esta zona con la morcilla.

    Por lo tanto, la postura correcta del cuello debe ser que la cabeza soporte el peso con una ligera flexión de 20º aproximadamente compensando así la lordosis cervical fisiológica.

    La postura correcta permite que las fuerzas estén compensadas y evita las “quemaduras o tomates” así como el daño de estructuras musculares y nerviosas.
  • Cintura: en la parte inferior de la columna lumbar, puntos importantes sobre los que recae el peso son la 3ª, 5ª lumbares y la 12ª dorsal. La columna lumbar pierde su curvatura cuando se flexiona doblando la cintura hacia el vientre, haciéndose fuerte por su erección y soportando mejor el peso. Por eso es tan importante el trabajo de la Faja Anatómica y Faja Artificial.

 Todo se complica en el momento de la LEVANTÁ, en el que el esfuerzo a realizar es máximo y donde actúa como palanca los músculos, piernas y pies, siendo éste el último punto de apoyo y da el impulso motor a la marcha con la contracción muscular que levanta el talón. Hay que colocar las rodillas flexionadas y el tronco recto, puesto que si las rodillas están extendidas y el tronco hacia delante, la fuerza de los músculos espinales es 25 veces mayor y si a esto se le une los brazos colocados hacia delante en extensión, sería 36 veces mayor. Esto se debe al cambio en el centro de gravedad. 


  
CONSEJOS AL COSTALERO
  • Deben marchar con el cuello recto (leve inclinación anterior de 20º aprox.), manteniendo la mirada al frente durante todo el trayecto.
  • Deben tratar de trabajar durante la marcha con la columna lumbar erecta y bien liada la faja a la cintura o usar faja ortopédica lumbar.
  • El peso se debe levantar con las rodillas flexionadas y con el tronco lo más recto posible.
  • Entrenarse físicamente y técnicamente para salir de costalero
  • Mejorar la coordinación y el equilibrio para que el trabajo físico sea lo más eficaz posible
  • El tamaño y posición de la morcilla debe proteger la séptima vértebra cervical, que es la zona de mayor esfuerzo.
  • Mantener  la espalda en posición recta, con la musculatura abdominal contraída para que realice la función de faja anatómica.
  • Beber agua en pequeña cantidad y de forma continuada durante el recorrido.
  • Después de sacar el paso, realizar ejercicios de estiramiento.
  • Retirar la faja de forma lenta tras la actividad. 
  • Aunque las zapatillas de esparto sean más tradicionales y queden más estéticas, es aconsejable un calzado deportivo adecuado que se adapte mejor al pie sujetando bien los tobillos alineándose correctamente con las rodillas. Además se rachea mucho mejor el pie con las suela de goma.

ALGUNAS DE LAS ALTERACIONES MÁS FRECUENTES

  • Afección de las articulaciones de los tobillos por la aparición de esguinces
  • Dolor cervical, dorsal y lumbar
  • Sobrecarga muscular
  • Parestesias provocadas por la compresión a nivel cervical o de forma periférica en el plexo braquial, se dan sobre todo en los miembros superiores.
  • Alteraciones cutáneas  por la fricción o roce que se produce nivel del apoyo cervical.


Enlace interesante

La Semana Santa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada