martes, 22 de marzo de 2016

El Caminito del Rey





No hay nada más grato para conocer Andalucía que pasear sin prisas entre sus pueblos a través de la angostura de sus empinadas callejuelas respirando al mismo tiempo esos efluvios y reminiscencias de tiempos pretéritos que estimulen nuestra retina y quedar grabado en nuestro recuerdo.

Por tal motivo, el pasado 17 de marzo de 2016 bajo un sol primaveral enarbolamos de nuevo nuestras naves -en esta ocasión con la compañía de “Green Tour Al-Andalus”-, rumbo al "Caminito del Rey" ubicado en el Desfiladero de los Gaitanes, en la parte occidental de la Cordillera Bética, en el Alto del Guadalhorce.

Dicho desfiladero llegó a ser un lugar estratégico a finales del siglo IX y comienzos del X. Cuentan las páginas de la historia que hubo un importante caudillo andalusí llamado Omar ben Hafsun que llegó a poner en jaque desde la antigua ciudad de Bobastro y durante 50 años a las tropas del Califato de Córdoba. 

Transitando hacia el Caminito del Rey José Ángel reclamó nuestra atención sobre una importante bandada de milanos negros que en la primavera migran enormes distancias desde Sudáfrica hasta la Península Ibérica. Será también en primavera, cuando los milanos rojos migren buscando el frío de los países del norte de Europa.

Desde el mirador “Luis Morales” nuestra retina capta al instante la belleza del embalse del Conde del Guadalhorce donde la casa del ingeniero y la presa  labrada en piedra de cantería brillan con luz propia.




Junto al mirador se conserva una mesa de piedra labrada conocida popularmente como “el sillón del Rey” donde Alfonso XIII firmara la terminación de las obras de tan emblemática obra.



“AQUÍ FIRMÓ EL 21 DE MAYO DE 1921 EL ACTA DE TERMINACIÓN DE ESTAS OBRAS S.M. EL REY DON ALFONSO XIII”



El río Turón es uno de los principales aportes de agua potable a Málaga, nace en la Sierra de las Nieves y recorre los términos de El Burgo y Ardales, une sus aguas con los ríos Guadalteba y Guadalhorce antes de su entrada al Desfiladero de los Gaitanes. La construcción de la Presa de El Chorro fue de una magnitud considerable, siendo en 1921, fecha de la visita del rey Alfonso XIII la colocación de la última piedra. Inició su construcción el ingeniero Rafael Bejumea Burín en otoño de 1914, empleando hormigón ciclópeo cuyas caras exteriores se cubren de sillares de cantería. 

Sus dimensiones son 75 metros de alto y más de 50 metros de ancho en su base. El arco que forma mide 130 metros y su capacidad actual es de 86 hectómetros cúbicos. Su longitud afecta a 12 km. del río Turón. Para su construcción se utilizaron por primera vez maquinaria eléctrica y técnicas constructivas de vanguardia. 

Las obras hidroeléctricas en el Chorro impresionaron tanto al monarca que cambió el nombre de la presa otorgando el título nobiliario de I Conde de Guadalhorce a Benjumea. En la base de la obra se construyó una central hidroeléctrica que fue la primera que tenía un circuito reversible, pudiendo almacenar agua porque sus turbinas podían actuar como bombas impulsoras.



Hasta mediados del siglo XIX el Desfiladero de los Gaitanes era un valle transitado únicamente por pastores y cazadores. La industrialización hizo pensar en crear una línea férrea entre las cuencas mineras de Córdoba y las fábricas de Málaga, que era por entonces una potencia industrial. Serán necesarios dieciocho túneles excavados en la roca para que el carbón llegue por ferrocarril desde la cuenca de Córdoba a la Central Hidroeléctrica del Gaitanejo. Esta línea férrea quedará terminada en el año 1865.

Durante las obras del ferrocarril entre Córdoba y Málaga, los ingenieros descubren el potencial del Chorro como energía eléctrica. En el río Turón, afluente del Guadalhorce están los orígenes de la energía eléctrica de la zona. En 1903 la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, aprovechando el desnivel del rio Guadalhorce coloca las primeras tablas del “Caminito del Rey”, como vía peatonal entre el Gainatejo y el Chorro (Gaitanes). El Caminito del Rey sería el único camino existente para que algunos niños pudieran ir a la escuela.

Será también en el siglo XIX cuando se buscan alternativas al carbón para satisfacer la creciente demanda energética. Un ingeniero, Rafael Benjumea, recibe el encargo de aprovechar el desnivel existente entre la entrada y salida del desfiladero para producir electricidad.

La obra consistía en desviar el agua a la entrada del Gaitanejo, forzarla a circular durante 3 km. por un canal hasta la salida de los Gaitanes, para dejarla caer desde más de 100 m de altura hasta la primitiva central del Salto del Chorro.




En 1927, se terminó el Embalse de Gaitanejo, que también reciben los aportes de los ríos Guadalteba y Guadalhorce. 

Este peligroso sendero de arriesgada construcción, se construyó por la Sociedad Hidroeléctrica del Chorro, propietaria del Salto del Gaitanejo y del Salto del Chorro entre 1901 a 1905, con la intención de facilitar el paso de los operarios de mantenimiento así como el transporte de materiales y vigilancia de los mismos. 

Nuestros guías Violeta y Anisa nos entregaron un casco de seguridad de color rojo, ante los posibles desprendimientos de la montaña. Como preámbulo de nuestra ruta, después grabar en la retina de nuestro recuerdo la enorme belleza del embalse del Guadalhorce, atravesamos el primer túnel que nos introduce en la primera parte del sendero por su parte norte, en el término de Ardales que concluirá en la parte sur, en el término de Álora. 

A partir de ahora nos espera un impresionante recorrido de 7,7 km. de longitud, de los cuales 2,9 km. pertenecen a tramos de pasarelas de madera bordeando la pared rocosa.

Al llegar a la casilla de control es obligatorio mostrar nuestro DNI registrando mediante un lector un código de barras que viene con la reserva de nuestra entrada que lleva consigo un seguro de responsabilidad civil.



La angostura del Desfiladero de Gaitanejos, el Valle del Hoyo y el Desfiladero de los Gaitanes en el monte Monte Huma forman parte del Caminito del Rey donde las fuertes emociones están garantizadas.

A lo largo de su existencia el “Caminito del Rey” ha tenido un altísimo riesgo para la vida de las personas, lo que ha generado su propia leyenda negra. Nuestros guías nos comentaron que cada año se producían entre tres y cuatro accidentes mortales, lo que obligó a la Junta de Andalucía en 2001, para evitar más desgracias, cerrar los accesos al camino. 

El Caminito del Rey es uno de los parajes más asombrosos de Andalucía con un incalculable valor ecológico donde el senderista respira paz y tranquilidad bajo un entorno natural incomparable con una gran riqueza faunística y botánica que le ha llevado a ser declarado Parque Natural. 

A lo largo del recorrido se pueden apreciar diversos paneles informativos que nos ilustran sobre la geología, fauna y flora del "Parque Natural Desfiladero de los Gaitanes".


Antiguo Caminito del Rey

A nivel geológico, la acción del río ha conformado dos zonas de gargantas encajadas: los Gaitanejos al norte y los Gaitanes al sur. En los Gaitanes los paquetes calizos son verticales y han sido cortados perpendicularmente, generando estampas impactantes. En poco más de 3,5 km las aguas salvan un desnivel de 100 metros provocando en época de lluvias un nivel de erosión muy importante.

En los escarpados rocosos son especialmente importantes las aves. Las impresionantes paredes del desfiladero dan cobijo a una importante colonia de buitres leonados, fáciles de observar en pleno vuelo o posándose en las repisas donde tienen sus inexpugnables nidos. También es posible ver alimoches, águilas reales, el águila-azor perdiguera, el halcón peregrino, el búho real, el vencejo, la paloma bravía, etcétera. Entre los mamíferos cabe destacar la cabra montés, el zorro y el meloncillo. En algunas grutas se refugian colonias de murciélagos.

El curso fluvial ofrece el hábitat ideal para la nutria y fauna piscícola como el barbo gitano o la boga del Guadiana. Entre los anfibios destacan el sapillo pintojo meridional, el sapo y la rana común. Entre los reptiles es posible observar el galápago leproso, la culebra de escalera, la lagartija andaluza y la lagartija colilarga.




En el Desfiladero de los Gaitanes podemos identificar a grandes rasgos cuatro ambientes bien diferenciados: los desfiladeros calizos, las laderas a pie de monte, el Valle del Hoyo y la ribera del Guadalhorce. 

Las paredes casi verticales de los desfiladeros de Gaitanejos y Gaitanes resulta unos medios muy inhóspitos para el crecimiento vegetal, ya que la ausencia de suelo determina una escasa retención de agua y nutrientes. Las especies adaptadas a crecer en este hábitat rocoso, se denominan rupícolas, y para ello aprovechan las escasas grietas y fisuras que ofrecen las rocas predominando los zapaticos (Rupicapnos africana subps. Decipiens) y el escobón (Citusus malacitanus subsp. Moleroi). 


Caminito del Rey visto desde la carretera Ardales-Álora

Además en las zonas de umbría del interior del desfiladero, donde el suelo es más profundo nos sorprenden plantas propias de ambientes más húmedos como algunos helechos o el acanto. En las laderas de la Sierra de Huma aparece un sabinar de sabina caudada (Juniperus phoenicea subsp. Turbinata) de gran interés botánico.

En el Valle del Hoyo nuestra retina capta entre la arboleda un cortijo desvencijado por el paso del tiempo. A lo largo del valle podemos apreciar un pinar de repoblación de pino carrasco acompañado de matorral mediterráneo como romero, lentisco, albaida y mejorana. En las zonas más abiertas y soleadas se observan algunos algarrobos entre los palmitos y retamas locas.

Los márgenes del río Guadalhorce presentan una vegetación de riberas de adelfas, tarajes y carrizos. En los huertos anexos al Cortijo del Hoyo perviven algunos frutales, testigos de la presencia humana.

Pasada la presa de los Gaitanejos realizamos la primera parada del camino, que servirá para que nuestros guías nos comentaran que en tiempos pretéritos las algarrobas serían envasadas en los tradicionales sacos de cáñamo y que a través de los canales eran transportados por la fuerza del agua. 

También nos contaron que el sistema de medidas en tiempos de los romanos tuvo su origen en la semilla de la algarroba “kerátion”, formado por 24 semillas de algarrobo. Posteriormente sería arabizado bajo el término “qirat”, para llegar con el paso del tiempo a ser denominado en nuestra lengua con el término "quilate" como unidad de magnitud física que mide la pureza en oro puro que tiene una aleación.




En el Valle del Hoyo brilla con luz propia un viejo cortijo desvencijado por el paso del tiempo denominado el "Cortijo del Hoyo". Comenzamos a subir una pasarela que nos llevará más tarde al puente que fuera construido por el ingeniero Eugenio Ribera en 1903, convertido en el símbolo de la ruta. 

Desde un balcón transparente como punto neurálgico se puede observar el angosto desfiladero como resultado de la acción prolongada de los agentes meteorológicos, la fuerza del agua, el hielo y el viento que han ido modelando estos espectaculares paisajes con enormes paredes que llegan hasta los 300 metros. El silencio se rompe con el sonido y las vibraciones del tren atravesando los viaductos.



Varios “Ammonites” como fósil de la era secundaria en forma de caracoles gigantes marinos que quedaron atrapados en la superficie, nos recuerdan que antes de emerger Andalucía, estuvo cubierta por el mar. Una lápida en la pared rocosa grabada para siempre en la retina del senderista evoca esa leyenda negra que forma parte de tiempos pretéritos, con la muerte de tres jóvenes que perdieron su vida el 11 de agosto del año 2000.




...Y el miedo escénico se eleva a la enésima potencia cuando nuestra retina capta por fin el puente metálico de reciente construcción y paralelo al antiguo de Eugenio Ribera de 1903, que tendremos que atravesar con una fuerte dosis de loperamida mental (el tradicional fortasec). Sin embargo, nuestro moderado esfuerzo se ve gratamente recompensado con la enorme belleza que nos ofrece el río Guadalhorce, junto a la presa de los Gaitanes.

Por su espectacularidad, la puesta en valor del Desfiladero de los Gaitanes se ha convertido para los amantes de la naturaleza en un importante icono dentro del turismo de Málaga.


Descendiendo el enésimo escalón entre pasarelas de madera llegamos al "Viaducto de los Albercones" como epílogo de nuestra visita. “Green Tour Al Andalus” nos obsequió con un refrigerio donde no faltó el vino de la tierra. Posteriormente nuestro autobús nos llevaría a la “Casa del Abuelo en Álora” para recuperar fuerzas. 

...Una bandada de milanos negros en el viaje de vuelta nos recordaba que estábamos transitando hacia nuestro lugar de origen, la tierra de la Cal y del Flamenco, situada en la frontera de su propia esperanza.


Un alto en el camino para recuperar fuerzas

No debemos de olvidar que también el mundo del cine inmortalizaría "el Caminito del Rey" en la gran pantalla con grandes películas. Actores consagrados como Frank Sinatra, Brigitte Bardot, Omar Sharif o Raquel Welch rodaron en este lugar.






La jornada puede completarse con una visita al histórico castillo de Álora donde en uno de sus lienzos junto a la puerta de entrada se puede leer una cerámica sobre el “Romance de Álora” que nos recuerda que en mayo de 1434 encontró la muerte el Adelantado de Andalucía, Diego Gómez de Ribera.




Desde el “mirador Alí Ben Falcum al Baezi” se puede observar una bella panorámica del Valle del Guadalhorce.



Tras la conquista de Álora los Reyes Católicos en 1484 mandaron edificar el templo de la Primitiva Parroquia de Santa María de la Encarnación sobre la Mezquita Mayor musulmana. Aquí se veneran a Nuestro Padre Jesús Nazareno de las Torres y la Virgen de las Ánimas del imaginero local José Navas-Parejo.




Desde el Caminito del Rey para el blog de mis culpas...



Enlace de interés

Omar ben Hafsun, "el último bandolero andalusí"





Reseñas históricas


Desde 1953 el pantano lleva el nombre del Conde del Guadalhorce y el camino de servicio, el Caminito del Rey.


En 1.989 se produce la declaración por ley de Parque Natural Desfiladero de los Gaitanes.


En 1.992 se regula la práctica de la escalada en el Parque Natural.


A finales de 2015 la Diputación de Málaga abre al público el “Caminito del Rey”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada