viernes, 24 de junio de 2011

Viaje a la antigua Córduba musulmana


Recuerdos I. Aula de la Experiencia de Morón

Toda esta riqueza monumental hizo que en 1984 el casco histórico de la ciudad fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
La expedición del Aula de la Experiencia de Morón iba como siempre acompañada por nuestros cicerones Sebastián López y el amigo Juan Fernández, acompañados esta vez por las profesoras Montse Ruiz y Cristina Gómez con Antonio Bermúdez que nos deleitaron con sus conocimientos sobre la historia de esta magnífica ciudad.
Noria de la albolafia, en la orilla derecha del Guadalquivir
El puente romano de la antigua Córduba de 300 metros de longitud, se construyó tras la victoria de César sobre Pompeyo y que atraviesa el río Guadalquivir, formando parte de la Vía Augusta; consta de 16 arcos, romano en origen aunque reconstruido por los musulmanes, une el centro de la ciudad con el Campo de la Verdad, al otro lado del Guadalquivir. En la parte izquierda del río, está el castillo de Calahorra sede actual del Museo de las tres culturas, musulmana, cristiana y judía, sus molinos árabes, sus norias…el Alcázar de los Reyes Cristianos dónde se puede disfrutar de unos jardines magníficos. 
En las estribaciones de la sierra encontramos las ruinas de Madinat al-Zhara, palacio de verano de Abderramán III.
Cúpula de la Mezquita de Córdoba
En tiempo de los musulmanes Córdoba fue la primera ciudad del mundo árabe  y también de Europa: llegó a tener un millón de habitantes según James Reston. La estancia de los musulmanes en Córdoba se prolongará desde el año 711 hasta 1236, en que Fernando III el Santo, rey de Castilla y León, la reconquista, o sea durante mas de quinientos años. Durante este largo periodo existió en la España musulmana tres formas de gobierno principalmente: un emirato dependiente de Damasco, la capital del Califato; un emirato independiente (desde el año 756 al 929), y el Califato independiente de Bagdad incluso en lo espiritual ( hasta 1.031 ).

En el Alcázar de los Reyes Cristianos de la antigua Córduba
Los musulmanes eran expertos en técnicas de regadio. Utilizaban las azudas (del árabe as-sudd, presa). El molino de la Albolafia es el mas conocido y se encuentra en la orilla derecha del antiguo río grande Wad-al-Kabir, próximo al puente romano. Su rueda hidráulica o sigalla, la mandó construir Abderramán II para elevar el agua del río con sus cagilones y encauzarla a una acequia destinada a riegos y fuentes de los jardines del Palacio de los Emires. Su rueda con 15 metros de diámetro cuyo soporte descanza sobre sólidos sillares para evitar la fuerza de las crecidas del río.
.

El edificio más notable de Córdoba es su impresionante mezquita y que fue construida entre los siglos VIII y X sobre la base de un templo romano, que fue posteriormente la iglesia visigoda de San Vicente. Esta mezquita ha sido considerada como uno de los templos musulmanes más grandes y bellos del mundo, antes de su conversión como iglesia cristiana en 1236.

Mezquita de Córdoba iniciada por Abd al-Rahmán ben Muawiya  al-Dājil  llamado el Inmigrado 

Otro importante monumento arquitectónico es el alcázar cristiano, antiguo palacio morisco erigido en el lugar de algunos edificios romanos y utilizado como sede de la Inquisición.
 
 
Ciudad muy importante en tiempos de los fenicios (Kartuba). La antigua Corduba floreció como asentamiento romano a partir del siglo I a.C. hasta el siglo V d.C. para estar después bajo control de los visigodos (572) y de los musulmanes (711). En el 756 Abd al-Rahman I, miembro de la familia Omeya, convirtió a la ciudad en la capital de la España musulmana y durante los siguientes 250 años fue uno de los mayores centros comerciales e intelectuales del mundo. En el 929, Abd al-Rahman III, proclamó el Califato y la ciudad alcanzó su máximo esplendor en rivalidad con Damasco y Bagdad, centros de gran prosperidad económica e intelectual. A partir del siglo XI, con la desintegración del poder musulmán en España, parte del logro cultural de Córdoba se perdió, aunque permaneció como centro de literatos y eruditos. En el siglo XII destacó la actividad de los filósofos Averroes y Maimónides. En 1236 Fernando III el Santo tomó la ciudad y la integró en el reino de Castilla. Fue la ciudad natal del poeta Luis de Góngora y Argote (1561-1627).

La antigua ciudad romana Corduba, ciudad seductora donde las haya con atractivos monumentos, de los cuales cabe resaltar la Mezquita/Catedral. Un edificio fascinante donde predomina la luz y el color con sus innumerables columnas y hermosas puertas.



Córdoba, cumbre de la sabiduría y el conocimiento. Cuna del filósofo Séneca en tiempos del Imperio Romano y del poeta Lucano, en la Hispania Ulterior, ciudad universal bajo el Califato de los Omeyas, donde convivieron las tres culturas: musulmanes, judíos y mozárabes. Sabios como Averroes o Maimónides.


Sirva el presente poema, magníficamente plasmado, como ejemplo de la desolación que sufrieron los musulmanes tras sus derrotas a manos de las tropas cristianas...

Ya llora al ver sus vergeles
y al ver sus vegas lozanas
ya marchitas,
y que afean los infieles,
con cruces y con campanas,
las mezquitas.
Abul Beka, poeta rondeño del siglo XIII



Aula de la Experiencia de Morón 2002 recorriendo la antigua ruta de Al Ándalus. 
En primer lugar, la antigua Isbilia con el palacio de Dar al-Imara, la antigua Córduba y la antigua Elvira. Todo un placer para la retina del recuerdo al realizar una mirada retrospectiva del legado de nuestra historia. 

 

2 comentarios:

  1. Muy bueno el reportaje sobre Córdoba, anímate, Antonio, y publica otro similar sobre Granada y Sevilla. Creo que tienes material suficiente para hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. Antonio Cuevas26 junio, 2011 21:36

    Estoy en ello. El Aula de la Experiencia me ha aportado mucho, sobre todo en la categoría de su alumnado como licenciados de la vida y en la calidad de sus viajes culturales,donde la cultura y la transmisión de conocimientos de sus profesores se eleva a la enésima potencia. Ha sido un verdadero placer.

    ResponderEliminar