lunes, 14 de diciembre de 2015

Tras las huellas de Federico García Lorca


…el crimen fue en Granada, ¡en su Granada!.
Antonio Machado

Es cierto que la emoción aflora por los poros de nuestra piel cuando se realiza una visita a la casa natal de Blas Infante en Coria del Río, la casa natal de Lorca en Valdevaqueros, la Huerta de San Vicente o el Barranco que existe entre Víznar y Alfácar, en la Granada de Federico García Lorca,¡su Granada!...sin olvidar la vieja máquina de escribir donde Gerald Brenan escribiera “El laberinto español”, considerado como uno de los estudios políticos más brillantes e imparciales sobre la esencia de España que narra los antecedentes sociales y políticos del conflicto fratricida entre españoles que desembocó en la trágica guerra civil. 


Un periodo trágico de nuestra historia en el que las fauces del odio invertirían cantidades ingentes de violencia y terror para que el aceite de ricino, el tiro en la nuca o las paladas de cal viva a deshoras de la noche "brillaran con luz propia" al carecer de la tolerancia necesaria para aceptar los resultados de que otorgaron las urnas. En definitiva, la sinrazón y los instintos más primitivos del ser humano elevados a la enésima potencia motivada por aquéllos que expresaron su gozo sin reparos cuando observaron que peligraba su posición social o sus privilegios.

La Iglesia no le perdonó nunca a la República haber roto el monopolio de la educación. La cuestión religiosa ofreció una buena excusa para elevar la temperatura del conflicto.

…Desde Morón, con su desvencijado castillo empapado en olvido, enarbolamos nuestras naves para poner nuestro punto de mira, como si de un sextante se tratara, en la Granada de Federico García Lorca, su Granada, como dijera en su elegía el gran poeta don Antonio Machado.

Entre mares de olivos transitamos por la cuenca del Genil, territorio donde ejerciera su influencia en tiempos pretéritos el célebre bandolero José María “El Tempranillo ” transitando por el corazón de Andalucía denominada “Antikaria” por los romanos y posteriormente “Madinat Antaqira” por los andalusíes, la ciudad monumental de Antequera.

Por la A-92 nos trasladamos a la casa natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros donde el gran poeta universal naciera un 5 de junio de 1898 -año en el que perdimos el último jirón de nuestro frágil imperio-, pasando allí los primeros años de su infancia. Fue construida por su padre en 1880. En 1986 se abre al público como Museo para mantener viva su memoria.

En el horizonte se observa Sierra Nevada con sus “dos ríos que bajan de la nieve al trigo”.


Desde la casa natal de Federico García Lorca en Fuentevaqueros transitamos hasta la Huerta de San Vicente -hoy convertido en el Parque Federico García Lorca-, lugar de veraneo de la familia de García Lorca desde 1926 hasta 1936 que ocurriera la trágica Guerra Civil española que acabó con la vida del gran poeta y dramaturgo Federico García Lorca.


Las antiguas alquerías y almunias andalusíes a lo largo de las márgenes de los ríos formaron parte de la frontera entre el campo y las antiguas medinas.

La Huerta de San Vicente entre la Vega y Granada será un punto de referencia en la producción artística de Federico García Lorca donde escribiría alguna de sus obras principales como el Romancero Gitano y la Casa de Bernarda Alba. Era el lugar ideal para que Federico se reencontrara con sus raíces. Una típica casa labriega con muros anchos que mantiene una agradable temperatura durante todo el año.

Allí vivió Lorca los días previos a su detención y asesinato que ocurriría la madrugada del 19 de agosto junto con el maestro republicano Dióscoro Galindo González y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí Melgar y Joaquín Arcollas Cabezas, en el paraje de FuenteGrande, en el municipio de Alfácar, al comienzo de la trágica contienda entre españoles.

El hecho de que Dióscoro Galindo González, fuera maestro maestro fusilado por los fascistas granadinos al comienzo de la Guerra Civil por defender la escuela popular y laica, compartiera verdugos y fosa con el poeta Federico García Lorca lo ha convertido en símbolo de miles de maestros republicanos, represaliados por el régimen de Franco. 

Hasta tal punto invirtieron en terror que el 19 de agosto de 1936 asesinaron al poeta español más célebre del siglo XX, Federico García Lorca llevado a cabo por quienes había denominado tiempo atrás “la peor burguesía de España”. 

...Y todo ello en Granada, “su Granada”, como dijo el gran poeta don Antonio Machado en su elegía. También se llevaron por delante mediante la razón de la fuerza a toda la fuerza de la razón truncando una trayectoria de progreso en la que la nómina de intelectuales que salieron de España fue interminable dejando a España huérfana definitivamente en la cultura.

Es cierto que la historia la podrán escribir siempre los vencedores pero sólo por un tiempo ya que la ciencia de la memoria permanece intacta en la retina del pueblo aunque sea evidente que el ser humano tiene una notable capacidad para el olvido.



Desde la Huerta de San Vicente nos dirigimos de la GR-30 a la A-92 hacia el camino de Víznar a Alfácar donde los asesinos de Lorca llevaron su odio por la Democracia al pie de la letra, “eliminar sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no piensen como nosotros”. Había que matar -aunque no se fuera responsable de nada- para sembrar el terror. 

Este periodo de 1936-1939 y posterior represión supuso uno de los episodios más traumáticos de la historia española, con decenas de miles de seres humanos inocentes que se vieron forzados a abandonar su tierra natal, a desplazarse a otros países por motivos ideológicos, de conciencia o por temor a las represalias por parte del bando vencedor.

Cuando llegamos a Alfácar nos detuvimos en el Parque dedicado a la memoria de Federico García Lorca para observar el monolito erigido en honor del poeta y de todas las víctimas de la Guerra Civil española. 

En la madrugada del 19 de agosto de 2016 se cumplirá su 80º aniversario de su trágica muerte en el camino que va de Víznar a Alfácar en la fosa llamada de Fuente Grande.

Es cierto lo que dijo Gerald Brenan que "había que olvidar los odios pero era necesario acordarse de los hechos para evitar caer en los mismos errores históricos". 

Si nos lo permite “en el buen sentido de la palabra” el bueno de don Antonio Machado, Federico García Lorca ha sido el poeta y dramaturgo con mayor popularidad, trayectoria e influencia en la literatura española del siglo XX. Como tantos miles de españoles, Federico García Lorca y Antonio Machado fueron víctimas inocentes de la barbarie y la sinrazón.

En definitiva, una grata jornada que nos ha servido para reflexionar con el deseo de que a “ningún españolito que venga al mundo, lo guarde Dios, porque una de las dos Españas, le vuelva a helar el corazón”, como diría el gran poeta don Antonio Machado.


Desde la casa natal de Federico García Lorca, la Huerta de San Vicente y Víznar para el blog de mis culpas…



Breves letras a Federico García Lorca
(como homenaje a todas las víctimas), de un moronero


Madrugada de luto donde tu fresca juventud concluye,
tórrido barranco anclado en la más gélida intolerancia
pero una obra arraigó en lo más profundo de un pueblo
que se despierta poco a poco Federico de su letargo.

Partidario de los pobres como fundamento de una vida,
de los viejos campesinos encorvados por tanto trabajo,
expolio sangrante de una de esas dos Españas : Víznar,
donde la memoria como historia perdona pero no olvida.

Escuadras de muerte con sus fauces de odio acechan,
por ser del jazmín, del romero y la albahaca, la esencia.
Memorias de la historia, acoges el legado de los ausentes
que nos permita afrontar los sueños, ilusiones y esperanzas.

Convertirías arsenales en museos, cuarteles en bibliotecas.
Milicianos en licenciados. ¡Viejos sueños, utopías y quimeras¡...

¡Ay Federico, si tu pudieras¡...
¡Ay Federico, si tu pudieras¡...

Memoria. (Del lat. memoría).

Facultad psíquica por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado.


Histórico, ca. (Del lat. historícus).

Persona que ha tenido existencia real o del hecho que verdaderamente ha sucedido.


Amnesia. (Del gr. Aμνησiα).

Pérdida o debilidad notable de la memoria.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada