viernes, 5 de diciembre de 2014

Artesanos del aceite y del pan en La Romera




Molino parado no gana maquila

Dicho popular


El trigo (pan) y el olivo (aceite) junto a la vid (vino) sentaron desde tiempos ancestrales las bases de nuestra cultura, de lo que actualmente conocemos como la trilogía mediterránea.

Una soleada mañana de diciembre visitamos “La Romera”, una pedanía de Morón situada a 3 kms. de la carretera Morón-Villanueva de San Juan.  Allí nos encontramos con “Artesanos del aceite”, la única almazara móvil que existe en la actualidad en España, dirigida al pequeño y mediano productor de aceitunas que desee producir “in situ” su propio Aceite de Oliva Virgen Extra. 

Una iniciativa muy  interesante denominada por sus propietarios -los hermanos Antonio y Luís Salas- como “la historia de un sueño” bajo un ámbito distinto del tradicional molino aceitero como referente de la arquitectura ancestral del olivar.


Aceituna acebuchina de "La Romera"

El aceite de oliva ha sido considerado la génesis de nuestra civilización y piedra filosofal de nuestra dieta mediterránea. El olivo  ha estado omnipresente en nuestra cultura andaluza cuyos testimonios se remontan al Neolítico debido a que nuestra tierra goza de evidentes condiciones climatológicas y de adaptabilidad al cultivo, lo que denota que el efecto mediterráneo acaba donde el olivo deja de ejercer su influencia.

Etimológicamente el término aceite proviene del arameo zait que arabizada pasó a ser zaitum y en andalusí derivó az-zait que significa jugo de la aceituna. El término aceituna también se remonta al arameo zaytūnā que pasó al árabe clásico zaytūnah y en al Andalus azzaytúna, cuyas reminiscencias y efluvios legados por nuestros ancestros han permanecido hasta nuestros días.


El campesino recolecta la aceituna con sus propias manos en sus macacos cuando está verde o deja madurar el fruto para aceite hasta ponerse negra. Mediante el uso de varas largas y flexibles que “azotan” con delicadeza las ramas de olivo que dejan caer sus frutos sobre una red o manta extendida bajo el mismo olivo, cuando están negras.




Es el mismo proceso que se realiza en cualquier almazara pero con la diferencia de que la almazara se dirige hacia el olivar. La aceituna llega fresca, recién recolectada del olivo hasta el molino móvil que aguarda la materia prima en la tolva. De ahí pasa a la limpiadora y soplado de hojas e impurezas para su posterior pesado, derivada a la helicoidal que la deposita en el molino.



Mediante un proceso mecánico en el que interviene la termobatidora y la centrifugadora, saldrá el "oro verde" por el vertedor en forma de aceite de oliva virgen extra obtenido de la primera extracción para su posterior envasado, produciendo en el pequeño productor la grata sensación de observar como su aceituna se convierte en aceite de oliva.



Existen tantas variedades de aceites de oliva como variedades de olivo. En nuestro término municipal destacan las variedades autóctonas como son la "morona", "manzanilla fina" y "lechín". 

En la aldea de “La Romera” conocimos la variedad "cornicabra" y "acebuchina" -fruto ésta última del acebuche-, tradicional olivo primitivo del cual derivan todas las demás especies de olivos del mundo. El único olivo con semillas fértiles. Los demás olivos derivan a través de esquejes e injertos


El propietario de la aceituna tan sólo abona la maquila o pago por la molienda, -bien en metálico o en especie-.

Nos comentan Luís y Antonio que todo el proceso dura una hora destacando que el aceite alcanza en la almazara su punto de maduración exacto sin proceso de oxidación alguna de la aceituna. Es destacable que el residuo que genera dicho proceso denominado “alperujo” es ecológico, pudiendo ser utilizado como abono natural o derivado a las extractoras de orujo. 

En definitiva, zumo de aceituna de la máxima calidad al pie del olivar donde el pequeño propietario controla todo su proceso.



Ha sido un auténtico placer desayunar en la "Venta La Romera" observando en su hábitat el pan de campo cortado en tostadas  bajo un chorro de aceite de oliva virgen extra de primera extracción en frío a 23 ºC en la almazara móvil.
Un deleite que estimula el paladar de cualquier persona amante de lo tradicional. Un pan rico y prieto al estar su miga densa y apretada cuyas rebanadas aguantarán perfectamente el paso de muchos días.



Nos comenta nuestro amigo Antonio Gordillo Gómez, conocido popularmente como “Veneno”, que en ese momento se disponía a preparar pan de pueblo en un horno tradicional. Sin perder en la elaboración del pan prieto de campo atiendo la charla magistral de nuestro amigo Antonio sobre el “pan nuestro de cada día” que la retina del recuerdo guardará, quedando plasmado en el blog de mis culpas.



Los vecinos de la Romera y de muchas fincas cercanas disfrutan de tener un pan prieto recién hecho cada día bajo una elaboración muy tradicional.

“Diariamente elaboro unos 30 kgs. de pan y los sábados unos 90 kgs”.

Su proceso de elaboración es el siguiente:

Se cogen dos kilogramos de pan madre del día anterior al que se le añade harina suficiente hasta la cantidad que queremos elaborar. Se le añade levadura de cebada 40 gramos por kilogramo, sal, harina y agua hasta realizar una masa homogénea. que se deja en reposo natural. Se pesan las piezas en crudo y se le da forma dejando reposar de modo natural.


El pan es tratado con primor hasta que es depositado en la canasta para su distribución

De ahí se pasan a la pala larga de madera  hasta el horno alimentado por leña de encina o de olivo a una temperatura entre 180º y 200º con la única salvedad de que debe de tener rescoldo, nunca llama que podría quemar el pan por fuera. En definitiva, pan de campo prieto tradicional de toda la vida.




Nos trajimos varias piezas de pan prieto con aceite de oliva virgen extra de aceituna cornicabra para deleite de nuestro paladar destacando que durante el trayecto de vuelta, el aroma del pan lo envolvía todo, dando la impresión de que permanecíamos en las antiguas tahonas.


Enlaces interesantes





sábado, 29 de noviembre de 2014

Nicolás María Rivero en el "Bicentenario de su nacimiento"



"El legado de Nicolás María sigue vivo con la defensa de la Justicia,
la Libertad, la Solidaridad y el Progreso Social".

Manuel Gracia
Presidente del Parlamento de Andalucía

 

Coincidiendo con el “Bicentenario del nacimiento de Nicolás María Rivero (1814-2014), a través de la Universidad de Sevilla iniciamos una visita guiada para visitar el Panteón de Sevillanos Ilustres en la Iglesia de la Anunciación de Sevilla, en pleno centro de la ciudad. 

Atravesamos el patio de la Facultad de Bellas Artes para llegar junto a una antigua puerta de entrada junto a la Iglesia fechada en el año 1568, desde la cual entraban los jesuitas a su Iglesia. Descendimos por unas escaleras que desembocan en la zona del crucero de la cripta reformada a comienzos de los años setenta. Una imagen de un Cristo Crucificado preside la gélida cripta de mármol, donde las flores brillan por su ausencia.

Cripta del Panteón de Sevillanos Ilustres de Sevilla

En el Panteón de Sevillanos Ilustres se encuentran los restos mortales de ilustres personalidades como el teólogo y humanista Benito Arias Montano, que estuvo en el Concilio de Trento. También realizó “La Biblia Regia” entre 1568 y 1572 con versiones en hebreo, griego, arameo y latín. Junto a éste se encuentra el enterramiento de los Ponce de León y un lauda sepulcral o escultura en relieve de bronce de don Francisco Duarte de Mendicoa y su esposa doña Catalina de Alcocer y Ribera que contribuyeron económicamente durante el primer viaje del Almirante Cristóbal Colón. También se encuentra en la cripta el poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer entre otras personalidades de enorme talla.

En su nave central, en su tercer arco encontramos el epicentro de nuestra visita, una lápida que rinde memoria, posiblemente al personaje más ilustre que haya dado Morón, Nicolás María Rivero, considerado el padre del constitucionalismo moderno.



Alguien dijo una vez que era justo y necesario rescatar del olvido el legado de Nicolás María Rivero y al mismo tiempo darlo a conocer. Con esa magnífica idea aprovechando el espacio que me brinda el “Blog de mis culpas”, intentaré escribir algunas letrillas desde la humildad coincidiendo con el “Bicentenario de su nacimiento (1814-2014). 

Tal vez sea cierto que los españoles seamos amnésicos y reacios para afrontar nuestra propia "Memoria Histórica" a menudo ignorada, desconocida y muchas veces falseada por la historia pero vital para comprender nuestra Historia Contemporánea.

Hasta no hace mucho tiempo la figura de Nicolás María Rivero ha permanecido injustamente en la trastienda de la historia, posiblemente porque las fuerzas reaccionarias como antiguas castas privilegiadas nunca tuvieron el más mínimo aprecio por aquéllos periodos históricos donde progresistas y liberales intentaban sentar las bases hacia un verdadero Estado de Derecho con postulados como soberanía nacional, libertad, igualdad, división de poderes, independencia de la justicia, organización territorial del Estado... 

Las Cortes de Cádiz con la promulgación de la Constitución de 1812  junto a La Gloriosa de 1868 fueron el fruto de las ansias reformistas de progresistas y liberales en tiempos de Fernando VII  e Isabel II, culpables de atrasar el reloj de nuestra historia demasiados lustros al no saber estar a la altura de las circunstancias para encauzar el movimiento que la historia colocaba en sus manos.

El pueblo de Madrid vivió con extraordinaria alegría el cambio de ciclo histórico ocurrido en septiembre de 1868 denominado “La Gloriosa o Septembrina” acaudillada por los generales Prim, Serrano y el almirante Copete, el 18 de septiembre de 1868, que sublevaron a la escuadra española que se hallaba en Cádiz, extendiendo la sublevación por toda Andalucía. Serrano, al mando de las tropas, derrotó a las fuerzas de Isabel II  en la batalla de Alcolea, cerca de Córdoba, lo que significa que los españoles tuvieran democracia. Se pone fin a la etapa borbónica en España pero por breve tiempo ya que los antiguos monárquicos estaban abonando el terreno hacia una futura Restauración -el futuro Alfonso XII-. 

Curiosa la historia que viera pasar en 1868 hacia el exilio a la autoritaria Isabel II por el mismo lugar que en el año 1923 viera entrar a los "Cien Mil Hijos de San Luís" al mando del Duque de Angulema enviados por el rey francés Luís XVIII para defender el Antiguo Régimen y colocar de nuevo al absolutista Fernando VII cuyo reinado provoca represión política y el éxodo masivo de miles de españoles liberales. Dos martires en aquélla revolución fueron e general Torrijos y Mariana de Pineda que pagaron con la muerte su heroismo. La década ominosa (1923-1933) ha sido considerada como uno de los periodos más abominable de nuestra historia.


Una mirada retrospectiva nos hará entender la proyección de Nicolás María Rivero durante el complejo siglo XIX como gran demócrata constitucionalista que permaneció alejado de la corrupción realizando aportaciones fundamentales en el campo de la jurisprudencia y en la política nacional habiendo sido además un médico comprometido, gran humanista y orador con visión de futuro. Uno de los más entusiastas defensores del sufragio universal en la convulsa España del siglo XIX”.



Nicolás María Rivero nace en Morón de la Frontera 1814 y muere en Madrid en 1878. Destacó en diferentes campos de la política, periodismo y jurisprudencia durante el siglo XIX en España. Licenciado en Medicina y Derecho fue elegido diputado por Écija -Partido Progresista- y Jefe del Partido Democrático trabajando para evitar la violenta represión del gobierno, lo que le hizo ganar popularidad.

Trabajó muchísimo en la elaboración de la Constitución (1854-1856) durante el Bienio Progresista que nunca llegó a ser promulgada por el golpe contrarrevolucionario del general O´Donnell. Se va forjando de algún modo la estructura moderna de las constituciones posteriores que defenderán auténticos valores democráticos. El Pacto de Ostende en Bélgica entre progresistas y demócratas se firma el 16 de agosto de 1866, a iniciativa del general progresista Prim con el objetivo de derribar la Monarquía de Isabel II.

Asume la dirección de “La Discusión” y se implica en la intentona revolucionaria de 1866 que fracasa teniendo que emigrar fuera de España donde colabora en la Revolución de 1868 “La Gloriosa” que triunfa y vuelve a España.


Es elegido el primer alcalde popular de Madrid (1868-1870) y presidente del Congreso de los Diputados. En 1870 es nombrado por Prim, Ministro de la Gobernación. Apoya la candidatura de Amadeo I de Saboya. Prim es asesinado e impulsa la I República. Codirige una sublevación que fracasa el 23 de abril de 1873 y se exilia muriendo el 5 de diciembre de 1878.

Pero lo más importante de este ilustre moronense ha sido el legado que nos ha dejado, siendo considerado el padre del constitucionalismo moderno y el único diputado que defendió la “libertad de imprenta” y el “Sufragio Universal” que defendió la Gloriosa de 1868, la Constitución más democrática que habíamos tenido hasta la fecha ya que la Constitución de 1812 “La Pepa” fue traicionada por las fuerzas reaccionarias aunque sentó las bases para las Constituciones futuras.

Nicolás María Rivero tuvo  gran relevancia en la política española de su época prestando una gran contribución al constitucionalismo español, legalizando y legitimando el gran vacío de poder tras la marcha de la reina Isabel II.

En primer lugar asegurando el poder militar y político. Nicolás María Rivero se dedicará con ahínco a legislar. El aparato civil, político y judicial se tenía que restablecer ordenando a los tribunales a ser eficaces y resolver con prontitud.

"La Gloriosa" dio paso a nuevos términos como seguridad jurídica, la soberanía popular, la libertad individual y colectiva. El pueblo debería salir a la calle siempre guardando el orden público siendo partícipe de la causa.

La participación de Nicolás María Rivero en estos hechos históricos del constitucionalismo fue decisiva. La Gloriosa fue una revolución en uno de los momentos más trascendentales de la España del siglo XIX, porque enterraba definitivamente el Antiguo Régimen amparado por las fuerzas reaccionarias que legitimaron la corrupción del régimen de Isabel II y el autoritarismo de un sistema político agotando la paciencia del pueblo de Madrid asumido en una grave crisis económica que vivió con entusiasmo.

A partir del triunfo de la revolución y durante seis años conocidos como el Sexenio Democrático (1868-1874) se intentará crear en España un nuevo sistema de gobierno. Fue el primer intento en la Historia de España de establecer un sistema de libertades  en forma de monarquía parlamentaria durante el reinado de Amadeo I (1871-1873), y después con  la I República española (1873-1874). Sin embargo, ambas fórmulas acabarán fracasando.

El Manifiesto de la Junta de Madrid el 29 de septiembre de 1868 fue firmado por su presidente Pascual Madoz y el ilustre moronense Nicolás María Rivero entre otros firmantes no deja lugar a dudas de que nos encontramos ante un hombre cuya vida estuvo dedicada a la defensa de la libertad, la justicia y el progreso social. Principios que en el siglo XXI continua siendo punto de referencia en cualquier Estado de Derecho.

Madrileños:

Constituida en nombre del pueblo la Junta Provisional de Gobierno, su primer deber es dirigiros la palabra.

La dinastía de los Borbones ha concluido.

El fanatismo y la licencia fueron el sino de su vida privada. La ingratitud y la crueldad ha sido el premio otorgado a los que en 1808 defendieron la Nación y el trino, y q los que en 1833 salvaron a la hija de Fernando VII. Sufra la ley de la expiación, y el pueblo, que tan generoso fue con el padre y con la hija, recobra hoy su Soberanía, que no puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona. Como proclamaron las inmortales Cortes de Cádiz de 1812.

El Ejército y la Marina, con abnegación sublime, han pensado antes en la Patria que en ninguna familia. Desde Cádiz a Santoña ha resonado el grito de Libertad, y unas Cortes Constituyentes elegidas por el Sufragio universal decidirán sobre los destinos de la Patria”.

Hoy reunidos ante la gravedad solemne de las circunstancias un considerable número de ciudadanos, han constituido una Junta Provisional, en tanto que mañana, el pueblo todo de Madrid, reunido por barrios y por distritos, formula su voluntad soberana.

No empañemos la alegría del triunfo con ningún desorden que llenaría de júbilo a los enemigos de la libertad: que todos los vecinos se organicen por distritos y vigilen porque nada manche Nuestra Gloriosa Revolución.

¡Viva la Soberanía Nacional!

¡Viva la Marina!

¡Viva el Ejército!

¡Vivan los generales que han conducido la victoria!

¡Abajo los Borbones!


Firmado

Pascual Madoz (presidente) y Nicolás María Rivero, entre otros…



Desde la cripta del "Panteón de Sevillanos Ilustres"...



 Enlaces interesantes











sábado, 22 de noviembre de 2014

Prólogo


Foto  Antonio Ramos www.aerofotoramos.com

¡Muchas gracias por compartir conmigo el blog que estás leyendo!.

!Desde la ciudad del Gallo, MORÓN-Sevilla-España!.
Paz,  amor  y alegría a los pueblos del mundo. Espero que la sonrisa nos  acompañe  cada día y que la discordia nunca se encuentre en nuestro  camino.


Foto Antonio Ramos www.aerofotoramos.com


¡Thank so much for sharing with me the blog that you´re reading right now!.

¡From the plucked Rooster city, MORÓN-Sevilla-Spain!

Peace, love  and harmony to the people of the World.  I hope that the smile  stay  with us each day and we never find discord in our ways.



La inmensa mayoría de las fotografías de este Blog han sido realizadas por propio su autor. No obstante, es posible que existan algunas fotos obtenidas de la web para ilustrar algún artículo en concreto sin uso comercial. 

Por tanto, si alguna imagen hubiese que retirar por cualquier razón, se agradece la comunicación, para proceder a su retirada lo antes posible.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Reencuentro con la Alpujarra de Gerald Brenan




"Pensé que iba a hacer una tesis sobre la poesía de Lorca,
 se me convirtió en una investigación sobre su muerte
 y creo que Brenan tuvo la culpa
Ian Gibson


Desde Lanjarón, puerta de la Alpujarra llegamos a Órgiva, a las faldas de la Sierra de Lújar y Sierra Nevada, denominada la puerta de la Alpujarra Alta para empezar a zigzaguear entre montañas. Atrás dejamos la grata visita a Pampenaira, Bubión y Capileira que permanecen en la retina de nuestro recuerdo.

Al día siguiente nos desplazamos hacia Yegen, inmortalizada por el hispanista Gerald Brenan en su libro “Al Sur de Granada”. Allí fijaría su residencia entre 1920-1934 divulgando las costumbres y tradiciones de la Alpujarra, universalmente famosas. 


Nunca pensé que cuando leyera al Sur de Granada de Gerald Brenan se me iba a estimular tanto mi apetito viajero por el último reducto morisco en las AlpujarrasAl Sur de Granada pertenece  a esa literatura fresca y sencilla que permite al lector viajar sólo con la imaginación para reencontrarse con las Alpujarras de Brenan ó Aben Humeya.






Una placa de azulejos recuerda en Yegen la casa donde vivió Brenan durante siete años. Sus vecinos lo conocían por “don Geraldo”. Muy cerca de la casa se encuentra la fuente de los tres caños. Desde allí a través de calles sinuosas llegamos a la parte alta del pueblo -junto a la carretera principal- donde se encuentra la fonda-museo que se encontraba cerrada. 

El término fonda nos recuerda Brenan que tiene su origen en la fondak árabe.


Los vecinos amables y cordiales nos invitaron a dirigirnos al bar “Tinao” donde nos  abrirían la pensión en la cual vivió Gerald Brenan hasta encontrar casa en el pueblo. En la actualidad se ha convertido en un lugar de culto para estudiosos y viajeros del escritor inglés cuyo amor por España ha pasado a formar parte de la literatura española.


Al entrar en la casa-museo de Brenan se puede observar su humilde escritorio con una silla de enea situado junto a una ventana con la Sierra de la Contraviesa como testigo. Allí Brenan escribiría sus impresiones y vivencias que plasmaría en su libro “Al sur de Granada” que se publicará en 1957. Una mezcla de historia y etnología, ideal para aquéllos que quieran iniciarse en el campo de la antropología.

Visitamos todas las dependencias de la casa que aún conserva la esencia de la arquitectura popular alpujarreña: la cocina con el tradicional platero y su chimenea, los dormitorios, la cuadra, etcétera. Para dejar constancia de nuestra presencia, firmamos en el libro de visitas que existe en la fonda-museo de Yegen.



Es interesante como un inglés, hijo de una familia de clase media alta británica abandona  la civilización y una vida acomodada en Inglaterra en una sociedad hermética, rígida y  anquilosada  que le oprime y se plantea vivir en 1920 en una atmósfera más pura y menos viciada para poder pensar e "imaginar sin bridas".  En Yegen, Gerald Brenan alquila una casa por 120 pesetas al año y empieza a reencontrarse consigo mismo. 



Pero Brenan había dado muestras de ser un viajero incansable, mucho antes de elegir España como destino para vivir. Su padre, oficial del ejército británico tuvo sucesivos destinos que determinaron su infancia viajando a países como Sudáfrica, Inglaterra, Irlanda, Italia, Francia, Malta o la India.

Tras haber combatido en la Primera Guerra Mundial, decide marcharse a España porque piensa en su clima benigno y la vida podría ser más barata. Una herencia le proporciona suficientes medios económicos para instalarse en Yegen donde busca la paz interior en comunión con la naturaleza.

Su estancia en España comienza cuando llega a La Coruña y cruza el país hasta Almería como destino final para recoger sus 2.000 libros, que le iban a llegar por barco a dicha ciudad.


En el trayecto conoce las Alpujarras granadinas y decide que ahí quería vivir, en Yegen donde se establece. El medio rural le fascina y aprende las costumbres de los pueblos alpujarreños cuya "supervivencias arcaicas" le proporcionan "un placer especial", como escribió. En Yegen vive largas temporadas desde 1919 a 1934.

Durante su estancia en España viaja por Túnez, Marruecos, Portugal, Grecia y Turquía viajando a Londres con cierta frecuencia para relacionarse con el grupo Bloomsbury.


La Alpujarra, una abrupta zona geográfica entre Granada y Almería, ha permanecido aislada durante muchos siglos debido a sus peculiaridades etnológicas e históricas, lo que hizo que en tiempos pretéritos se convirtiera esta comarca en el último reducto morisco. Hasta hace pocos lustros podia recorrerse a lomos de una mula como único medio de transporte, lo que nos puede dar una idea de la dificultosa orografía del terreno.

Cuenta Gerald Brenan en su libro "Memoria personal 1920/1975 referente a la visita de sus padres desde Granada a Yegen.

 "Después tomamos el autobús para Órgiva y al día siguiente hicimos el largo trayecto a lomos de mula remontando el cauce seco del río. Mi madre disfrutó todo el tiempo con su visita...Se quedaron una semana y después los llevé en mula a Guadix atravesando el Puerto del Lobo y los dejé acomodados en el tren de Madrid. Había sido para ellos un gran aventura."

La tranquilidad y gozo que Yegen le transmite a Brenan desde el primer momento es indudable, al estar rodeado de montañas, las estrellas, el aire, los ruidos de los arroyos y acequias. En definitiva Brenan se enamora de Yegen al pertenecer al mundo de lo humano, con aire de pueblo sencillo con la espontaneidad de sus gentes, muy lejos del mundo cuadriculado de donde provenía.

Poder leer y pasear en plena armonía con la naturaleza le hacían tomar notas día a día sobre el ambiente laboral del campo, sus costumbres ancestrales, el folklore, las fiestas, la espontaneidad de los alpujarreños, los quehaceres diarios de los labradores y pastores, el noviazgo, el matrimonio, la familia, la posición del hombre sobre la mujer, el significado de la religión y de la muerte…

Como se encuentra sólo con sus paseos y su lectura en Yegen decide invitar a sus amigos Ralph Partridge, Dora Carrington y Lytton Strachey. Incluso en 1923 le visitaron Leonard y Virginia Wolf. Pero no todo el tiempo estuvo en Yegen sino que algunas veces tuvo que acudir a Inglaterra en donde se enamoro de la poetisa Gamel Woolse casándose con ella en Roma.

Pero pronto se da cuenta del drama que asola al campesino andaluz y extremeño motivado por el atraso que soportan por culpa del olvido del gobierno central junto con el maltrato y la brutalidad con la que son tratados por los caciques que discriminaban a los obreros y campesinos con salarios miserables. A Brenan le afectaba el trato discriminatorio que sufrían los obreros y los campesinos. Se lamentaba sobre todo  lo que supusiese un ultraje al ser humano fuera cual fuese su condición social chocaba con su mentalidad inglesa.


Otro de los libros que destacaba sobre el humilde escritorio era su obra más conocida, El laberinto español (The Spanish Labyrinth, 1943) leído y releído por mi padre una y otra vez, quién me decía no pocas veces… 


¡Esto lo dijo Gerald Brenan!.


Muerte de un miliciano de Robert Cappa
5 de septiembre de 1936 en Cerro Muriano (Córdoba)


En diciembre de 1934 se marchan Churriana donde le sorprende la Guerra Civil. Allí vivieron entre 1935 y 1970. El silencio de aquélla casa andaluza fresca y llena de flores, solo roto sólo por el paso de las cabras y las cargas de melones, ciruelas y melocotones a lomos de los burros. Un placer para los sentidos al estar en contacto con el mundo sencillo.

El próximo viaje será a la Casa Museo de Brenan en Churriana, en cuyos antiguos muros de cal se rezume por sus poros la historia como legado. 

Posteriormente visitaremos el cementerio inglés de Málaga donde una lápida recuerda que allí se encuentran sus restos mortales junto a los de su esposa Gamel. También visitaremos el lugar donde se encuentran los restos de otro romántico Robert Boyd que acompañó a Torrijos cayendo en Málaga por la sagrada causa de la libertad un 11 de diciembre de 1831, con tan sólo veintiseis años de edad y que también explicara Ian Gibson en su libro "La berlina de Prim". El pintor Antonio Gisbert inmortalizó en 1888 el terrible desenlace ocurrido en la playa de San Andrés. 

Tener libertades en España ha costado un alto sacrificio en un país que aún permanece amnésico  para afrontar su propia Memoria Histórica.
Pero eso formará parte de otra grata historia que compartiremos con ustedes.

Desde Yegen para el Blog...